15 - junio - 2020

Atado al dólar. Lanzan el «plazo fijo chacarero»

El Banco Nación (BN) anunció hoy el lanzamiento de los «plazos fijos chacareros» , es decir, colocaciones que se realizan y cobran en pesos, pero siguiendo la variación que durante el lapso de imposición registre el dólar oficial.

La banca pública intenta asumir un rol testigo en el mercado al impulsar esta modalidad de Depósitos con tasas de Interés Variable Ajustados (DIVA) al valor mayorista del dólar desde pasado mañana. «Esta nueva alternativa financiera, orientada a canalizar inversiones de personas humanas o jurídicas con actividad agrícola, estará disponible a partir del próximo 17 de junio en todas las sucursales del Banco Nación», anunció la entidad hace apenas unos minutos.

Según explicó en un comunicado, los productores podrán acceder a esta iniciativa con retribución variable y realizar plazos fijos por un importe de «hasta dos veces el valor de sus ventas de cereales y/u oleaginosas registradas a partir del primero de noviembre de 2019», siguiendo los dispuesto por el Banco Central (BCRA) mediante la Comunicación «A7020», del 28 de mayo pasado.

Los depósitos deberán ser en pesos y a un plazo mínimo de 60 días o máximo de hasta 370 días. Los intereses se liquidarán al vencimiento de cada una de las operaciones.

Este tipo de depósitos es asimilable a los algo más conocidos Plazos Fijos en UVAs, ya que lo que se indexa es el capital invertido a la variación que tenga el tipo de cambio mayorista que maneja y controla el BCRA y aumentò, por caso, 1,2% en lo que va del mes o 15,8 en lo que va del año. Sobre eso se pacta un interés fijo que, en este caso, aún no fue informado.

Un crédito en paralelo
Paralelamente, el Nación pondrá en vigencia una nueva línea de crédito con interés variable, destinada a empresas de todos los sectores «sin distinción de la dimensión» de la unidad económica.

Dichos préstamos serán en pesos, con una tasa equivalente a la variación del tipo de cambio del dólar mayorista -entre la fecha de otorgamiento y la del vencimiento, o fecha de cancelación-, y un interés fijo del 4 por ciento. Además, el plazo en todos los casos será de 180 días con la posibilidad de precancelación a partir de los 45 días.

FUENTE: LA NACIÓN.