15 - noviembre - 2018

ARA San Juan: se cumple un año de su desaparición

El miércoles 15 de noviembre de 2017 se perdió contacto con el ARA San Juan cuando se encontraba a la altura del Golfo San Jorge y se dirigía a Mar del Plata, tras haber zarpado de Ushuaia. Desde entonces no hay hipótesis firmes sobre su paradero. Este jueves habrá un homenaje en Mar del Plata donde asistiría el presidente Mauricio Macri, cuya presencia fue repudiada por un grupo de familiares de tripulantes.

El ARA San Juan desapareció el pasado miércoles 15 de noviembre de 2017 cuando no pudo ser ubicado en los radares, cuando se encontraba a la altura del Golfo San Jorge y con 44 marinos abordo.

Este jueves se cumple un año del hecho y a la fecha no hay hipótesis firmes sobre su paradero. Junto a los ARA Santa Cruz y ARA Salta, el ARA San Juan era uno de los tres submarinos de la Armada Argentina.

Al momento de su desaparición regresaba de la base naval de Ushuaia con destino a Mar del Plata. Apenas dos días después de perder contacto con el navío, comenzó el proceso de «búsqueda y rescate» por parte de las autoridades argentinas.

Al viernes 17 de noviembre, el Reino Unido, Chile y los Estados Unidos, entre otros países, comenzaron a brindar apoyo logístico y operacional con el objetivo de hallar a la embarcación. El sábado, el Ministerio de Defensa detectó siete llamadas satelitales que no llegaron a enlazar con la base y que pertenecerían a la embarcación.

Tres días después, el Presidente Macri mantuvo una reunión con autoridades de las Fuerzas Armadas y con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en la que ordenó «utilizar todos los medios posibles» para dar con el submarino. Esa misma jornada, Enrique Balbi, vocero de la Armada, admitía que «comenzaban horas críticas» para la tripulación.

En las fechas posteriores, el presidente estadounidense, Donald Trump, expresó su solidaridad con el país a través de un tuit, mientras que el mandatario ruso, Vladimir Putin, llamó por teléfono a Macri para coordinar el operativo de búsqueda y rescate. Asimismo, un avión militar británico con material logístico aterrizó en Argentina por primera vez desde la Guerra de Malvinas.

Posteriormente, el 30 de noviembre, 15 días después de la desaparición, la Armada confirmó que ya no «buscaban con vida» a la tripulación de la nave.

Ya en el 2018 y tras varias reuniones de los familiares de los tripulantes con legisladores, se creó en el Congreso una Comisión Investigadora que, además de las investigaciones judiciales y militares, busca las causas de la desaparición del sumergible.

Casi un mes después, la Armada negó que el submarino haya navegado en cercanía de las Malvinas y que su suerte se deba a un ataque extranjero. El Gobierno lanzó una recompensa de u$s 4,8 millones para quien pueda aportar información sobre el caso.

Durante junio, varios familiares decidieron encadenarse frente a la Casa Rosada reclamando que se reanude la búsqueda y se contrate a una empresa, ya que para ese momento la ayuda internacional se había retirado y la búsqueda estaba suspendida.

Finalmente, el viernes 17 de agosto se anunció la contratación de la empresa Ocean Infinity para proseguir con el operativo dentro de un plazo de 120 días y con la adjudicación de un pago de u$s 7,5 millones en caso de hallar al submarino.

La nueva campaña empezó el 10 de septiembre y se extenderá hasta el este 16 de noviembre, fecha en la que la nave insignia de la misión vuelva a puerto para ser reparada y puesta a punto.

Durante este año, hubo diversos homenajes en diversos puntos del país. En Comodoro Rivadavia se construyó una réplica que recorrió diversas localidades del país, mientras que en Sierra Grande, en Playas Doradas se montó una pequeña replica para recordar a uno de los tripulantes oriundo de esta localidad rionegrina.

Asimismo, en Ushuaia hace una semana se instaló una placa en el puerto recordando el año desde que el navío zarpó de la capital fueguina.

Así, este jueves, casi un centenar de familiares llegaron desde distintos puntos del país a Mar del Plata para realizar un homenaje en la Base Naval marplatense.

Al mismo, el presidente Mauricio Macri asistiría, acompañado del Ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el actual Jefe de la Armada, José Luis Villán.

La presencia del mandatario generó mal estar en un grupo de familiares, que repudiaron la presencia de Macri en la ocasión, ya que en reiteradas ocasiones solicitaron que se los reciba. «Repudiamos su asistencia. Él, siendo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, es el mayor responsable de la desaparición de nuestros 44 corazones de acero», sostuvieron en un documento.

En el texto, afirman: «Queremos decirle Mauricio Macri, que si se hace presente el día 15, no sea para sacarse una de las tantas fotos hipócritas y hacer acto de presencia. Sino que sea para, en principio, informar los planes de acción siguientes e inmediatos para la continuidad de la búsqueda».

«Como también dar explicaciones de por qué y para que nos hizo atravesar este año dándonos las espaldas y burlándose de nosotros», continúa el texto.

La ceremonia de este jueves comenzaría alrededor de las 17 en la Base Naval de Mar del Plata, según se adelantó.

Fuente: Perfil / ámbito.com / lavoz.com