18 - marzo - 2019

Alesi: respaldo de abogados de Madryn y Trelew

Al Colegio Público de la ciudad del Golfo le negaron el acceso al expediente y su Directorio dijo que es “un sensible retroceso”. Otro grupo de letrados del Valle dijo que “hubo avasallamiento de derechos” en el procedimiento del Superior Tribunal de Justicia.

El Colegio Público de Abogados de Puerto Madryn criticó la decisión de que se le haya  impedido a ese directorio acceder al expediente del jury al que será sometido el juez de Familia de Rawson, Martín Alesi. En un comunicado titulado “Denegación de acceso a la información”, esa entidad explicó que hizo una presentación formal ante el presidente del Tribunal de Enjuiciamiento para conocer todas las actuaciones labradas y obtener copias para su análisis.
El 14 de marzo, con el voto de Alejandro Panizzi, Andrés Mariano Sobieralski y Jaime Gruskin, se rechazó por “improcedente” lo solicitado “sin permitir siquiera conocer los fundamentos de tal decisión”.
“La suspensión de un magistrado en el ejercicio de sus funciones configura un hecho de extraordinaria gravedad institucional y, por ende, un supuesto de singular importancia que amerita la toma de conocimiento por parte de los Colegios Públicos de Abogados”, dijeron desde Madryn. “Es de destacar que los Colegios inclusive pueden constituirse como parte en estos procesos, a tenor del artículo 21 de nuestra Ley de Colegiación”. 
Si accedían al expediete, “se nos hubiera permitido contar con la información precisa que surge de las actuaciones, con la finalidad de brindar una respuesta fidedigna sobre lo acontecido a los matriculados y justiciables que pudieran verse afectados por la tramitación de expedientes en el Juzgado de Familia de Rawson”.
Para el Colegio, la negativa “veda toda posibilidad de acceso oportuno a los fundamentos que motivaron al Tribunal de Enjuiciamiento para dejar de lado la necesaria intervención del Consejo de la Magistratura en la actividad instructora -de su exclusiva competencia- para este tipo de casos, además de significar un sensible retroceso en la aplicación de la forma republicana de gobierno, evitando dar la debida transparencia a un proceso de notable trascendencia institucional”.
En el mismo escenario, un grupo de abogados de Rawson presentó una nota al Colegio de Abogados de Trelew sentando posición sobre el caso Alesi. “La suspensión del juez en sus funciones por lo cual percibe sólo la mitad de su salario, es ilegal en razón que se la fundamentó en un hecho que no era ni había sido objeto de sumario y por ende de defensa, lo que es revelador de la gravedad de la medida”.
Cuestionaron la actuación del juez Panizzi. “Pese a emitir doblemente opinión sobre el nombrado juez, no tiene ningún reparo en presidir el jury de enjuiciamieno encontrándolo incurso en distintas normas que posibilitan su recusación y en lo que debería apartarse al nombrado”.
Para estos letrados, el magistrado capitalino suspendido “enalteció su función y no sólo es opinión de los firmantes sino también de diferentes jueces y los principales doctrinarios de la materia de Familia del país”. El grupo cuestionó el procedimiento “para lograr su destitución por una cuestión personal”.
“Este criterio elemental es compartido no sólo por su defensor sino por exconsejeros y abogados con prestigio de la zona quienes sostienen la necesaria participación del Consejo pues de lo contrario, se viola la Constitución y se le otorga al STJ facultades que no tiene y por lo cual puede disponer el enjuiciamiento y destitución de jueces, fiscales y defensores a su exclusivo antojo”.
Este grupo de letrados consideró que la falta de Alesi no se basa en su trabajo. “Siendo sancionado por una cuestión externa en principio le cabría una sanción administrativa”. 
También pidieron “dejar bien en claro” que Panizzi debió apartarse del jury por integrar el Consejo de la Magistratura. “Las facultades de Superintendencia tienen un límite y necesariamente deben elevar el tratamiento al Consejo”. 
El grupo firmante “pretende que ese directorio que nos representa (Colegio de Trelew) se pronuncie claramente al respecto, porque sentimos que hubo avallasamiento de derechos, no sólo del juez natural sino que arrastra a todos los ciudadanos a un estado de incertidumbre preocupante”.  
“Nos preguntamos de un hecho aislado y hasta podemos decir no probado, de un encuentro casual en un lugar público con intercambio de palabras sea tan grave que promueva un jury”, dice la nota. 

Fuente: Diario Jornada.