30 - noviembre - 2017

Alertan por prácticas deportivas riesgosas en la zona de El Indio

Con la llegada de las temperaturas cálidas y a poco menos de un mes para el comienzo del verano, la zona costera de Puerto Madryn ya comenzó a recibir una importante cantidad de visitantes; entre ellos, turistas y visitantes locales que, aprovechando el buen clima, aprovechan los espacios naturales para realizar actividades de esparcimiento.
El deporte es una de ellas, y así como puede verse a diario a vecinos caminando o haciendo “running” en la costa, también, desde hace tiempo, jóvenes realizan una práctica que no resulta riesgosa por su naturaleza, sino por el lugar en donde es llevada a cabo.
El “longboard” es un deporte surgido hace más de cuatro décadas, y consiste en desplazarse sobre una tabla con ruedas bajando cuestas, lo cual puede llevar a alcanzar importantes velocidades de hasta cien kilómetros por hora, obligando a quienes lo practican a utilizar rodilleras, coderas, guantes y casco; en definitiva, indumentaria para protegerse de posibles golpes durante el trayecto.

Una actividad frecuente en la zona

La denominada “curva del Indio” es, desde hace algunos años, el escenario en donde decenas de jóvenes practican longboard, principalmente durante la tarde, momento en el que, casi en simultáneo, un gran caudal de vehículos recorre la zona caracterizada por una imponente vista de la ciudad, desde el Monumento al Indio Tehuelche.
En dicho espacio es donde, según advierten vecinos de la zona, puede observarse habitualmente a grupos de jóvenes transitando sobre sus tablas, esquivando vehículos, realizando peligrosas maniobras y provocando que, a su vez, los conductores deban realizar maniobras que pueden poner en riesgo tanto la integridad de terceros, como así también, la propia.
“Seguramente es un deporte sano, pero a veces, sin darse cuenta, los chicos terminan exponiéndose a sufrir un accidente o ser atropellados por alguno de los tantos autos que pasan por el lugar, que suben o bajan de la ‘curva del Indio’ y se encuentra, de un momento a otro, con gente que se les cruza en el camino a mucha velocidad”, expresó un vecino en diálogo con el Diario.

Entre hazañas deportivas y el peligro

El mismo, describió la situación presenciada el martes por la tarde, donde las altas temperaturas generaron un aluvión de personas que se dispusieron a disfrutar, durante la tarde, de un rato de ocio en la zona de playa, donde las inmediaciones del Monumento al Indio Tehuelche volvieron a ser una de las áreas más visitadas.
“Eran grupos de dos o tres, que subían caminando y bajaban a gran velocidad, con autos y camionetas viniendo de los dos lados. Uno de ellos, en una maniobra aparentemente ‘calculada’, deslizó la tabla desde la mitad de la calle hacia la vereda, incorporándose rápidamente y quedando a menos de dos metros de un auto que pasaba. La ‘hazaña’ hizo que muchos se quedaran atónitos, pensando que estaban a punto de presenciar un accidente, pero también hizo que uno se pregunte si existen controles o algún tipo de regulación que prohíba esta práctica en este lugar, o bien que ayude a resguardar la integridad de estas personas. Parece una travesura, pero puede terminar en una tragedia”, relató el vecino.

Fuente: El Diario de Madryn S.A