9 - enero - 2017

Aeroparque: se levantó el paro de tripulantes de cabina de LATAM y se normalizará el servicio por la tarde

El sindicato de tripulantes de cabina (ATCPEA) mantuvo la medida de fuerza durante cinco horas como reclamo a raíz del incumplimiento de la empresa respecto a la última oferta salarial, acordada en diciembre. Se espera que el servicio se normalice a primeras horas de la tarde

El sindicato de Tripulantes de Cabina (ATCPEA) anunció que se levantó el paro mantenido desde las 4 de la mañana, después de que el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria entre trabajadores y la empresa. La medida de fuerza se había tomado por el «incumplimiento» por parte de la empresa LATAM de la oferta salarial (incremento del 44%) ofrecida el pasado 22 de diciembre. Por lo tanto se espera la normalización del servicio cerca del mediodía.

Según aseguró la secretaria general del sindicato, Paula Marconi, el paro «llegó como consecuencia de la falta de palabra por parte de la empresa».

En ese sentido, la representante gremial agregó que «hace casi un mes que acordamos una mejora salarial y al día de hoy, por diferentes excusas, aún no se ha firmado. Además, desde el sindicato exigimos que se abonen los 10 días de vacaciones que se están pagando en Aerolíneas».

Hasta el momento se cancelaron diez vuelos, todos con destinos nacionales, entre los que se encuentran trayectos a ciudades como Mendoza, Tucumán, Iguazú, Salta, Calafate, Bariloche, Córdoba y Neuquén.

Además, se estima que unos 2.700 pasajeros fueron afectados por la medida gremial.

«El proceso partiario que estamos llevando a cabo finalizó el 31 de diciembre, por lo que tenemos una paritaria vencida. Nos mostramos abiertos al dialogo de forma permanente pero no hemos alcanzado un acuerdo satisfactorio para la actividad que realizamos», explicó el Secretario Adjunto de Aeronavegantes, Alejandro Kogan.

Y explicó: «Estamos haciendo una denuncia pública que la haremos efectiva hoy en el Ministerio de Trabajo por práctica antisindical. Existe un sindicato que es el único que puede llevar adelante una negociación colectiva, que es el nuestro, con personalidad jurídica y gremial, y existe un sindicato denominado amarillo, creado por la empresa, que no tiene ningún derecho colectivo. La empresa está jugando con este sindicato y dejando nuestras peticiones de lado. Y eso hace que entremos en este conflicto».