31 - julio - 2017

A cuatro meses del crimen de Lucas , su mamá se queja por la inseguridad: “No paran de matar chicos”

Zulma Díaz recordó a su hijo que fue asesinado en el mes de marzo. Asegura que no tiene consuelo y que el dolor “es cada vez mayor”. En la entrevista pidió “seguridad”. Dice que en el barrio en el que vive los hechos de violencia no cesan y que en Trelew “no paran de matar chicos”.

El 29 de julio se cumplieron 4 meses del crimen de Lucas Reyes. Es el muchacho de barrio Amaya a quien balearon a quemarropa cuando estaba dentro de su vivienda. El tiro ingresó por la ventana. El caso conmocionó la zona porque su familia decidió donar los órganos del chico. Zulma Díaz, su mamá, asegura que el dolor por la ausencia de su hijo es cada vez mayor y que se incrementa al ocurrir reiterados hechos de violencia en el que siguen muriendo jóvenes en distintos barrios. “Esto no para más, no sé que pasa en Trelew. Que piensen en los chicos que se crían en los barrios, como mis nietos”.
Lucas Reyes fue asesinado a quemarropa el 26 de marzo en la calle Paso de Indios al 3.000 del barrio Inta de Trelew. Y murió tres días más tarde. Según relató la Fiscalía en la causa, “no tuvo posibilidades de defenderse. No hubo intercambio de palabras. Su agresor bajó del auto con un arma y le disparó”. Testigos de identidad reservada reconstruyeron con su relato lo sucedido. Ángel y Sergio Zabala (hermanos) están detenidos. Están sindicados como autor y coautor del hecho.
Según se indica, ”los Zabala son vecinos. Viven en el barrio. A las 6 de la mañana, dos horas después aparecen Sergio Zabala, Ángel y un tercero, que no se pudo determinar. En un auto blanco con vidrios polarizados. Aparecen en la casa. Se baja Ángel armado: con un arma larga. Le pregunta dónde están los otros. Trata de despistarlos. Se va a la casa de Lucas. Entra al patio, empieza a disparar varias veces en el interior. En algún momento cambia de ángulo y directamente hace blanco. Le apunta a Lucas Reyes”.
Confirma la fiscal María Tolomei que intervino en la causa que “la bala le impacta en la cabeza, arriba de la ceja. Y cae al piso. “La distancia es corta. Se baja con el arma en la mano y se pone a disparar. No hay intercambio de palabra. Es sin solución de continuidad. Hay varios disparos”.
Y agrega: “Las otras personas que estaban con él, inmediatamente se tiran al piso. Otros dicen que les pasan cerca. Los podrían haber herido. Como de hecho pasa con Lucas”, aseveró.
No obstante, en su momento, la fiscal aseguró que “el hecho no termina ahí. Lucas cae y se baja el tercer sujeto del auto. Sergio manejaba, da la vuelta en U. Entran a la casa de Lucas, agarran el televisor: entre 40 y 41 pulgadas y se lo llevan. Se suben al auto. Se van con el arma y el televisor”.
La calificación legal que se le atribuye a Ángel Zabala es homicidio agravado por el uso de arma de fuego como autor. Más el robo doblemente agravado por el uso de arma y además por ser en poblado y en banda como coautor. En tanto, a Sergio Zabala se le atribuye la participación necesaria y coautoría en el robo. “Lo conduce a su hermano que se baja armado. Él comparte esa decisión. Sabe hacia dónde va y qué va a pasar. En el robo interviene en división funcional”.
“Hay chicos muriendo”

Zulma, 4 meses del fatal episodio, en una entrevista con Jornada puntualizó: “lo que quiero decir es que a mi hijo me lo sacaron, no tengo consuelo. Pero quiero que se haga algo con los chicos que están muriendo. Son muy jóvenes, no pasan los 25 años y los matan como si nada en los barrios. No sé qué pasa en Trelew”, sostuvo.
“Pensar en los niños”

Suplicó que la mujer “que piensen en los niños que se están criando. Cada vez es peor. Lo extraño más cada vez a Lucas y la situación no cambia,  hay más violencia en Trelew. En barrio Amaya, Inta, Banderitas, Pensamientos, en todos hay mucha muerte, mucha delincuencia. Matan chicos de 19 y 20 años. Estamos viviendo en un mundo en el que no se está haciendo nada”, remarcó.
Se refirió a la causa específica de Lucas. “La causa va avanzando bien. Tenemos que esperar los 6 meses de investigación. Luego ver si se avanza en el juicio. Estoy conforme con los testigos, ayudan mucho”.
 Donación de órganos

El caso conmocionó la zona porque la familia del joven donó los órganos. Esa acción hizo que la comunidad esté pendiente del caso y que cada vez que ella necesita contención, siempre hay personas que la acompañan y valoran todo el tiempo su actitud. “Me hubiese gustado saber a quien fueron los órganos, si en verdad sirvieron pero no tengo ninguna noticia. Es reservado”, se lamentó.
Y retomó la inseguridad en el barrio. “Ayer miraba mis nietos, tienen oscilan en los 7 años. Tengo 5. No puedo creer cómo se está viviendo ahora en Trelew. Hay mucha violencia. Estamos destruidos, el dolor que tenemos no hay quien se lo imagine”.
Para finalizar, reiteró el pedido de justicia para que quienes mataron a Lucas, lo paguen. “Que se haga justicia. Voy a seguir en la lucha, peleándola hasta que salga el juicio y condenen a quienes asesinaron a mi hijo”.#
“Quiero que se haga algo con los chicos que están muriendo.  No pasan  los25 años y los matan como si nada en los barrios. Alguien tiene que hacer algo, no puede seguir así”, suplicó Zulma Díaz.

Fuente: Diario Jornada