18 - octubre - 2016

A cinco meses del brutal asesinato de la estudiante Diana Rojas

El homicidio que conmovió a la comunidad de Puerto Madryn ocurrió el 17 de mayo pasado y, en pocos días, arrojó el saldo de una persona detenida.
Sin embargo, la investigación continúa y, durante la última audiencia, el taxista acusado de haber matado de siete puñaladas a la joven contó una versión diametralmente opuesta a la que sustenta la hipótesis de la Fiscalía, que lo sindica como único autor del asesinato.
Por su parte, amigos de Diana, que era oriunda de Entre Ríos y había venido a Puerto Madryn a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Nacional de la Patagonia, la recordaron en las redes sociales y pidieron por el fin de la “violencia machista”, entendiendo que la joven de 25 años habría sido víctima de un “femicidio”, figura que actualmente dividió las aguas en el terreno procesal.
“¿Quién la mandó a Diana a irse a más de mil kilómetros de su lugar natal, y a vivir sola?”, planteó una de sus amigas, agregando que “el machismo afecta tanto a la mente masculina como a la femenina, pero eso no quiere decir que hay justificativos para las palizas y matanzas que existen a diario en Argentina y en todo el mundo” y que “con respecto a lo que de femicidio se trata de hombres celosos, obsesionados, psicópatas, manipuladores; eternamente van a decir que la culpa es de la mujer, que se viste y maquilla para incitar, mucha piel y cabello suelto; lenguaje obsceno; prostitutas y droga, clásico, pero lo que nunca van a reconocer es que, habiéndolas asesinado a cinco minutos de haberlas conocido, o a cinco años de relación, la culpa siempre va a ser de ellos”.

Estrategia defensiva

El próximo 24 de octubre, la Defensa del taxista imputado por el crimen de Diana Rojas, llevará adelante, junto al imputado, la reconstrucción de los últimos pasos que Donnini habría realizado, aquél 17 de mayo en el que fue encontrado, por la tarde, el cuerpo de la estudiante de 25 años a la vera de la Ruta Provincial 1.
Los abogados Carlos del Mármol y Gustavo Castro, que patrocinan al chofer, buscarán de este modo aportar datos que legitimen los dichos del acusado, quien durante la última audiencia celebrada en los Tribunales de Puerto Madryn dijo haber sido abordado por dos individuos durante aquella mañana, mientras se encontraba con la pasajera a bordo del auto, y que uno de ellos aparentemente la conocía.
Seguidamente y a bordo del “móvil 127”, el Chevrolet Corsa que Donnini utilizaba para trabajar, los habrían trasladado a él y a la joven oriunda de Entre Ríos, a una zona cercana a la rotonda del barrio Solanas, en las afueras del casco céntrico de Puerto Madryn, y ese habría sido el último momento en el que vio a la estudiante de 25 años.
Para la querella, a cargo de Carlos María Villada, la estrategia del imputado fue “ganar tiempo”, a la vez que los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, también desestimaron la versión esgrimida por Donnini, quien dijo que en su momento no había denunciado la situación, en la que aparentemente había sido amenazado tanto él como su familia, por miedo a represalias.

Elevación a juicio oral

Durante la última audiencia, el juez Marcelo Orlando dispuso la continuidad de la prisión preventiva para el taxista, imputado por “homicidio criminis causae” y “femicidio” de la estudiante Diana Rojas, a la vez que los fiscales Bugueño y Báez precisaron que “pericias de ADN nos aproximaron en forma certera de que el señor Dante Donnini es el autor del hecho que se investiga”, afirmando que “los estudios genéticos demuestran su participación en el hecho”, en tanto el querellante de la familia Rojas, Carlos María Villada, también había solicitado que siguiera detenido.
“Las características del hecho son de carácter brutal” y “la pena que se espera como resultado de este proceso, en caso de ser condenado, es de perpetua”, afirmaron los representantes de la víctima, y los fiscales como así también la querella se basaron en el “peligro de fuga” y “peligro de entorpecimiento” de la investigación, en caso de que Donnini fuera puesto en libertad, lo cual finalmente lo ocurrió, además de adelantar que aproximadamente a mediados del mes de noviembre culminarían más medidas de prueba, con lo que se pediría la elevación del caso a juicio oral y público.

Fuente: El diario de Madryn.